Paraguay es uno de los últimos paraísos vacacionales de la Tierra aún sin descubrir. Con 300 días de sol al año y un clima que da cien vueltas mismamente al de Florida, se tienen todos los requisitos para pasar unas vacaciones de ensueño. A pesar del ambiente exótico, el país tiene un carácter muy europeo. La gente es amabilísima y abierta frente a los extraños, de modo que puede sentirse seguro tanto en las ciudades como también en sus excursiones.

Desde nuestra finca puede alcanzar fácilmente algunas de las maravillas naturales interesantes del mundo. Las Cataratas del Iguazú famosas en el mundo entero, se encuentran a una distancia de 3 horas en coche, La capital Asunción, sólo a una hora. Aquí puede vivir un ambiente de mercado típico sudamericano, exactamente igual que los testigos de culturas ya muy antiguas.

En los centros comerciales se siente exactamente igual que en las metrópolis del mundo.

Para nuestros huéspedes realizamos excursiones únicas en su género, por ejemplo, a las minas de piedras preciosas en Wanda, a la gigantesca represa de Itaipú, a las reducciones jesuitas en el punto de encuentro de las fronteras de 3 países o en el Chaco, un paisaje fascinante, gigantesco con otras zonas aún vírgenes.