En nuestro cuidado parque puede, sencillamente, sólo holgazanear y nadar en nuestra piscina de claras aguas. El agua la obtenemos en la calidad de potable de nuestros propios pozos profundos.

Los activos en deporte entre nuestras visitas pueden pasar en nuestra finca por caminos de bosques dejados en su estado natural y ejercitar el trekking, cruzar torrentes y sorprenderse de los fascinantes acontecimientos naturales.

Los apasionados jinetes exploran el paisaje sobre los lomos de nuestros caballos y viven el puro feeling del gaucho. A una distancia de alrededor de 50 kilómetros se tienen a disposición un exclusivo campo de golf y numerosas otras ofertas deportivas. Las excursiones en los alrededores y el conocer las viejas culturas indígenas redondean la amplia oferta.